Blog de eCommerce y Estrategia Digital

¿Qué son los activos digitales?

En el ámbito de los negocios y de acuerdo con la definición dada por la Real Academia Española, un activo “…refiere a los bienes y derechos de los que una empresa o empresario es titular…”

Partiendo de esta base, podemos decir que un activo digital o recurso digital es un bien que una marca/negocio construye y posee en Internet para lograr objetivos concretos con su público (darse a conocer, comunicar, vender, etc.) y tiene asociado su derecho de uso. Se les llama “activo” porque son el resultado de dedicar una cantidad de tiempo y esfuerzo para crearlos, convirtiéndose en recursos de valor, propiedad de la empresa.

Entre los activos digitales encontramos aquellos activos que podríamos llamar “estructurales”, como son los sitios web, apps, blogs, perfiles de redes sociales, cuentas publicitarias, gestores de contenidos y vías de atención al cliente. Y, por otro lado, aquellos activos más bien de propiedad intelectual, como ser gráficos, fotos, música, documentos, presentaciones, archivos multimedia, etc.

Activos estructurales:

  • Sitios web, Apps y blogs
  • Perfiles en redes sociales
  • Cuentas publicitarias
  • Gestores de contenido
  • Vías de atención al cliente

Activos de propiedad intelectual:

  • Gráficos, fotos y archivos multimedia
  • Música
  • Textos y artículos
  • Documentos
  • Presentaciones

Además, existen otros conceptos asociados que refieren a valores cuantificables, aunque más subjetivos que los anteriores, cuyo valor aumentará en la medida que gestionamos correctamente los activos digitales antes mencionados. Éstos son:

  • La comunidad digital: medida en cantidad de fans o seguidores y sus interacciones (likes, comentarios, visualizaciones, etc).
  • Visitas al sitio web: cantidad de sesiones, tasa de rebote, tiempo de permanencia, usuarios nuevos y recurrentes. Estos datos también pueden convertirse en audiencias valiosas para acciones futuras.
  • Bases de datos: activo fundamental para poner en marcha una estrategia de email marketing, personalización y automatizaciones, más aún si está correctamente segmentada.
  • Reseñas y reviews: repositorio de comentarios de clientes que aportan valor sobre sus experiencias con la marca y podemos aprovechar para educación e información “viva” de nuestros productos o servicios.

Otra forma de clasificar y gestionar los activos digitales se basa en la categorización más clásica denominada “POE”, por sus siglas en inglés de medios pagados, propios y ganados (“Paid”, “Owned” y “Earned” media), fácilmente adaptable al contexto digital:

  • Medios propios (“Owned media”): son aquellos activos creados por la empresa y que son de su propiedad. Entre ellos encontramos el sitio web, app, blogs, perfiles de redes sociales, tienda virtual, bases de datos propias, CRM.
  • Medios pagados (“Paid media”): aquí se encuentran todas las plataformas que permiten crear y gestionar campañas publicitarias online, ya sea en redes sociales, motores de búsqueda, banners y enlaces en otros blogs y sitios web. También incluye el pago de influenciadores que difunden nuestra marca.
  • Medios ganados (“Earned media”): refiere a los espacios y activos que la marca adquiere a través de recomendaciones, comentarios y contenidos compartidos por integrantes de la comunidad online, ya sea en redes sociales, foros, artículos, entrevistas, entre otros.

Es importante saber que la integración y visión conjunta de los activos digitales en la estrategia digital es fundamental para conseguir sinergias y, por lo tanto, resultados superiores que el aprovechamiento individual de un activo, que de por sí difícilmente no se entrelace con otro. Por ejemplo, si se invierte dinero en publicidad paga, es probable que la marca logre mayor visibilidad y alcance y, por consiguiente, gane seguidores en su comunidad de redes sociales. A continuación, te dejo un ejemplo gráfico de esta clasificación y entrelazado de activos:

¿Cómo contribuye la gestión de activos digitales a la estrategia integrada de marketing?

Toda estrategia de marketing va a involucrar distintos activos de marca, ya sean digitales o físicos. Por este motivo, es muy importante hacer un buen mantenimiento y gestión de los mismos, así como asegurar la disponibilidad en tiempo y forma.

Por ejemplo, si lanzo una campaña promocional para vender un producto, tendremos que asegurarnos de tener disponibles los activos digitales de propiedad intelectual (banners, textos, videos, etc) para utilizar en redes sociales, sitio web, chat, así como en material para la tienda física (si tengo una) y atención telefónica. A su vez, sería fundamental que todos los medios estén alineados y sincronizados entre sí para lograr la conversión del objetivo, en este caso, la venta.

Para poder asegurar una gestión eficiente de los activos digitales, será importante identificar con qué activos contamos y en qué estado de situación se encuentran, para luego delinear una estrategia digital efectiva y un plan de acción concreto que nos permita conseguir los objetivos de negocio deseados. En Sencha Marketing creamos la metodología “Redox Digital”, para ganarle a la oxidación digital de tu negocio. A través de nuestro trabajo de consultoría, podrás visualizar de manera clara y concreta en qué situación está actualmente tu marca a nivel digital, y qué camino debería tomar para lograr posicionarse mejor y vender más.

Mariana Escandón

Mariana Escandón

Ayudo a las empresas a diseñar y ejecutar sus estrategias de marketing y comercio electrónico para mejorar sus resultados y vender más, sin necesidad de dominar el mundo digital y sin perderse en el camino.

Visítá mi perfil de LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *