Blog de eCommerce y Estrategia Digital

Los activos digitales básicos que un negocio debería tener

Hoy en día, todo negocio debe estar presente en el contexto digital, por una sencilla razón: tu posible comprador busca información, ve propuestas e interactúa a través de canales online, ya sea usando un buscador online (dígase Google) o por redes sociales. Y es más, tiene la computadora en el bolsillo… No es capricho; los datos lo comprueban:

Fuente: «El perfil del internauta uruguayo 2019», Grupo Radar
Preparado por Sencha Marketing Digital

Nuestro comportamiento como usuarios cambia constantemente, porque el mundo va cambiando, gracias a Internet y la tecnología: lo “online” se ha vuelto predominante en el comportamiento de búsqueda y compra, lo “móvil” se come al mundo y los modelos económicos se tornan colaborativos.

En este contexto, los puntos de contacto entre marcas y consumidores se multiplican. Ya no es suficiente tener una tienda donde atender al cliente o un teléfono de contacto. Tampoco alcanza con ceñirse a un único formato publicitario. El cliente está en múltiples dispositivos y medios a la vez, de acuerdo con lo que mejor se adecúa a sus necesidades, intereses y conveniencia.

Eso sí, hay que tener cuidado porque no se trata de salir a lo loco a crear una cuenta en Facebook o Instagram, empezar a twittear o montar un sitio web, sólo por el hecho de estar online. Así como cuidamos nuestro local comercial (mi activo físico) y mantenemos su orden, limpieza, cartelería, etc, debemos gestionar nuestra web y perfiles sociales (activos digitales) de la misma manera.

Un activo digital o recurso digital, es una propiedad que una marca/negocio construye y posee en Internet para lograr objetivos concretos con su público objetivo (darse a conocer, comunicar, vender, etc.) y tiene asociado su derecho de uso. Se les llama “activo” porque son el resultado de dedicar una cantidad de tiempo y esfuerzo suficientes para crearlos, convirtiéndose en recursos de valor.

¿Qué activos digitales debería tener mi negocio?

  • Kit de identidad visual: cuando una persona entre al perfil de Facebook, Instagram, a tu website o incluso reciba un email de tu empresa, podrá identificar una estética específica, aunque sea de manera superficial. Esto se logra con una definición clara de algunos elementos importantes, como ser el logo, los colores, las tipografías, estilo de imágenes y textos. Todo esto construye uno de los activos intangibles más importantes: la marca tu negocio.
  • Un sitio web: es la “vidriera” digital de tu negocio, el lugar al que llegará tu cliente potencial y donde podrá conocer tu propuesta con mayor profundidad, incluso comprar tu producto o servicio, en caso de contar con una tienda online. A grandes rasgos, el sitio web institucional deberá contar con cierta información básica, como ser una página sobre “Productos/Servicios” (lo que ofreces), una página sobre “Nosotros” o “Quiénes somos” con una breve descripción de la empresa, una página de “Contacto” con los datos de la empresa, ubicación e incluso un formulario de contacto, así como enlaces a los perfiles de redes sociales. Otros elementos a tener en cuenta son una sección “Blog”, “Prensa” y/o “Novedades”, “Equipo”, barra de Búsqueda y opción de suscripción a Newsletter, con el fin de construir base de datos.
  • Perfil de redes sociales: es la “otra vidriera” digital de tu negocio. Recuerda, el 58% de los usuarios de internet busca en redes sociales información sobre marcas y productos. Eso sí, es importante tener claro a qué público quieres llegar (tu “buyer-persona”) y qué objetivos de negocio perseguirás, con el fin de identificar la red o redes sociales con las que podrás alcanzarlos de manera más efectiva.
  • Perfil de Google My Business: si tu negocio es local, es decir, que cuenta con una ubicación física y los clientes pueden ir allí, un perfil de Google My Business te ayudará a lograr un mejor posicionamiento online, tanto en motores de búsqueda (Google) como en ubicación en mapas (Google Maps). En este perfil, podrás mostrar toda la información básica sobre tu negocio, como ser datos de contacto y enlace a tu web, así como también horarios de atención, descripción de lo que ofreces, reseñas de clientes, imágenes, entre otros.
  • Base de datos: es un activo digital fundamental para poder llevar a la práctica acciones de email marketing e incluso construir audiencias personalizadas en otras plataformas como Facebook y Google (siempre y cuando se cumpla con las normativas aplicables sobre privacidad y protección de datos). Es importante contar con los datos básicos (nombre, apellido, correo electrónico, teléfono) y, en lo posible, enriquecer la base con otros datos que permitan segmentar acciones por intereses y comportamientos.

Para poder asegurar una gestión eficiente de los activos digitales, es necesario identificar con qué activos contamos y en qué estado de situación se encuentran, para luego poder delinear una estrategia digital efectiva y un plan de acción concreto que nos permita conseguir los objetivos de negocio buscados.

Mariana Escandón

Mariana Escandón

Ayudo a las empresas a diseñar y ejecutar sus estrategias de marketing y comercio electrónico para mejorar sus resultados y vender más, sin necesidad de dominar el mundo digital y sin perderse en el camino.

Visítá mi perfil de LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *